Sentencia Definitiva nº 28/2020 de Juzgado Ldo.civil 14º Tº, 12 de Mayo de 2020

Fecha de Resolución12 de Mayo de 2020
EmisorJuzgado Ldo.civil 14º Tº
JuecesDr. Fernando Raul TOVAGLIARE ROMERO
MateriaDerecho Civil
ImportanciaAlta

Montevideo, 12 de mayo del 2020

Sentencia definitiva Nº 28/2020

VISTOS:

Para sentencia definitiva de primera instancia estos autos caratulados: “PEREZ DEIS, GUSTAVO C/ MINISTERIO DEL INTERIOR. COBRO DE PESOS” , IUE: 2 – 50205/2019

RESULTANDO:

1) Que de fojas 65/70 compareció G.P. y promovió demanda por cobro de pesos por salarios adeudados contra el Ministerio Del Interior, expresando que es funcionario del cuerpo de bomberos desde el 1/8/93

2) Manifestó que está comprendido en la protección de la Ley 19.313, que establece que el trabajo nocturno supone un factor negativo para la salud de los trabajadores, y fija una sobretasa o compensación horaria especial.

Y señaló que la Ley 19.535 establece expresamente que los funcionarios del Ministerio del Interior tienen derecho al cobro de la partida por nocturnidad en las condiciones establecidas por la ley 19.313. Y a pesar de que realiza trabajo nocturno desde antes del 2015, el Ministerio del Interior no le adeuda las partidas correspondientes desde febrero del 2015 hasta diciembre del 2018.

Sostuvo que si bien en abril del 2018 el Ministerio del Interior y los sindicatos arribaron a un acuerdo transaccional por el cual el Ministerio del Interior ofreció como medio transitorio y hasta tanto se obtengan rubros presupuestales de pago, y partir de mayo de 2018 una compensación a través de un equivalente en reducción horaria de los funcionarios, dicho convenio no lo alcanza pues no es afiliado de las organizaciones que comparecieron, pero especialmente no lo alcanza pues el referido acuerdo le desfavorece.

Y por las razones allí expuestas, solicitó que se condene al Ministerio del interior a pagar una sobretasa o compensación horaria por la realización de tareas en horario nocturno, (conforme a lo dispuesto por la le 19.313) desde febrero del 2015 hasta la fecha de presentación de la demanda (con un máximo de 48 de meses), mas reajustes e intereses.

3) H. conferido traslado de la demanda , el mismo fue evacuado en tiempo y forma por el Ministerio del Interior quien contestó la demanda, controvirtiéndola en todos sus términos, alegando que no corresponde abonar la compensación por nocturnidad reclamada,

Manifestó además que al no contar con partidas presupuestales y atendiendo al espíritu de la Ley19.313, se otorgó una compensación equivalente a la reducción horaria.

Señaló que solo por Ley de presupuesto se puede crear una partida como la reclamada en autos; y expresó en definitiva que el funcionario accionante se encuentra en régimen de trabajo especialmente particular y no se encuentra abarcado por la normativa que invoca.

4) Tal como surge del acta obrante a fs. 120/121 se realizó la correspondiente audiencia preliminar en la que se fijó el objeto del proceso y de la prueba, y luego de diligenciada la prueba se recibieron los alegatos y se fijó fecha para el dictado de la presente sentencia. Y habiendo recaído dicho señalamiento durante la feria santiaria , de conformidad con lo dispuesto por el art. 2.2 de la ley 19.879, y en aplicación de los principios de economía y celeridad procesal s e procede a dictar la sentencia en el día de la fecha , habilitándose la notificación a domicilio de la partes atento a lo dispuesto por el art. 9 de la Resolución 29/2020 de la S.C.J.

CONSIDERANDO:

1) Que el objeto del proceso ha quedado establecido en determinar s i corresponde hacer lugar a la demanda, condenando a la demandada al pago de diferencias salariales por concepto de sobretasa o compensación horaria por la realización de tareas en horario nocturno, (conforme a lo dispuesto por la ley 19.313) desde febrero del 2015 hasta la fecha de presentación de la demanda (con un máximo de 48 de meses), mas reajustes e intereses.

O si en cambio corresponde rechazar la demanda por la razones expuestas por el demandado, según las cuales, el accionante se encuentra en un régimen de trabajo especialmente particular, y no se encuentra abarcado por la normativa que regula la nocturnidad.

2 - En tanto, al fijarse el objeto de la prueba se estableció que debían probarse los extremos fácticos invocados en los escritos de proposición iniciales, que resultaron controvertidos en dichas oportunidades. Y se especificó que especialmente deberá probarse: si la situación del accionante encuadra o no en la normativa que invoca. Y en caso afirmativo, si se configuran los requisitos exigidos por dicha normativa para la procedencia de la ‘compensación’ por nocturnidad (fojas 120 vta.).

3) Que el accionante reclaman el pago de la compensación por nocturnidad prevista en el artículo 3 de la Ley 19.313 , alegando su carácter de funcionario policial (perteneciente al cuerpo de bomberos) que trabaja en horario nocturno .

4) El Ministerio del Interior, controvirtió la demanda argumentando que no corresponde abonar la compensación por nocturnidad reclamada, por cuanto: el accionante tiene un vínculo de naturaleza estatutaria y cumple una función de carácter especial, contando con una regulación específica; no se cuenta con partidas presupuestales para pagar la compensación; y se desconoce si gestionó la reducción horaria acordada por convenio colectivo celebrado 13 de abril de 2018 con las organizaciones sindicales representantes de policías.

5.a) Ahora bien, liminarmente, corresponde tener presente que a juicio de este sentenciante, las normas reguladoras del trabajo, como situación de hecho, también les resultan aplicables al funcionario reclamante , en la medida que la condición de funcionario público, no determina que se encuentre excluida de la aplicación de los principios constitucionales que rigen el trabajo de las personas.

5.b - Así, enseña C.M. que: “… Las normas constitucionales y legales sobre los derechos, deberes y garantías de las personas, o de los habitantes de la República se aplican a los funcionarios porque éstos son personas, o habitantes y no puede invocarse respecto de aquellas normas la reserva constitucional del estatuto formal. Los diversos Estatutos formales (arts. 59, 62, 63, 107 y 206 de la Constitución) deben respetar esas normas que no atañen a los funcionarios en cuanto tales, sino que les dan ciertos derechos o les impone ciertos deberes en atención a su pertenencia a una categoría de sujetos que es más comprensiva o por lo menos no coincide con la de funcionarios públicos … Son las normas reguladoras del trabajo como situación de hecho (en sus aspectos fisiológicos, higiénicos y sociales, etc) que priman sobre las de Derecho civil relativa al arrendamiento de servicios o las de Derecho administrativo referentes a la situación estatutaria de los funcionarios públicos en cuanto tales . …”. (Derecho Constitucional y Administrativo: Estudios publicados, compilado por C.S., ed. La Ley Uruguay, Montevideo, 2010, p. 929; ver además: L. , ‘La incidencia del Derecho Laboral en la Ley 19.121’ en: Funcionarios Públicos, UCU, Montevideo, Coordinado por A.D.M., año 2014, p. 129/131).

5.c - En similar sentido, B. sostiene que debe efectuarse un tratamiento unitario, dado que únicamente los funcionarios políticos no encajan en un esquema de relación laboral, debiéndose tener presente que el trato discriminatorio es contrario al principio de igualdad ante la ley, toda vez que en la prestación de la actividad laboral no existen diferencias significativas. El principio del Estado de Derecho, excluye que se creen situaciones diferenciales, más ventajosas para los particulares ( B., H. , Enfoque doctrinario sobre la aplicación del derecho del trabajo a los funcionarios públicos’, págs. 21 y 30, en AA.VV Cursillo sobre el derecho del trabajo y los funcionarios públicos, Montevideo, 1977).-

5.d - De esta forma, los principios laborales deben inspirar la solución de los problemas generados en la relación de trabajo dependiente, sea de actividad pública o privada pues, el funcionario público es un trabajador que, como tal, resulta alcanzado por las disposiciones que rigen el trabajo como hecho social y, en especial, el trabajo subordinado ( V., C. ‘Trabajo de los funcionarios públicos: relación funcional y derecho general de trabajo’, págs. 48 y 51 en Manual de derecho de la función pública 2ª edición a cargo de R.C.F. y C.V. , FCU, Montevideo, 2011; L., M., R. ‘La incidencia del derecho laboral en la ley 19.121’, pág. 186, en Funcionarios públicos Coordinado por A.D.M., Universidad Católica, Montevideo, 2014).

6) Que el artículo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR