Sentencia Definitiva Nº 901/2023 de Suprema Corte de Justicia, 14-09-2023

Fecha14 Septiembre 2023
Tipo de procesoRECURSO DE CASACIÓN
MateriaDERECHO CIVIL

Montevideo, catorce de setiembre de dos mil veintitrés


VISTOS:


Para sentencia definitiva estos autos caratulados: “LIMIPELL S.A. C/ DIOMAR G NÚÑEZ PEREIRA S.A. (EMPRESA DE ÓMNIBUS NÚÑEZ) - DAÑOS Y PERJUICIOS - CASACIÓN”, IUE: 2-21499/2018, venidos a conocimiento de esta Suprema Corte de Justicia en mérito a los recursos de casación interpuestos por ambas partes contra la sentencia definitiva Nº 234/2022, de 17 de octubre de 2022, dictada por el Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 4to. Turno.


RESULTANDO:


I) Por la referida decisión, el citado Tribunal, integrado por los Sres. Ministros D.. B. (r), L.M. y F., falló: Confírmase parcialmente la sentencia definitiva dictada en autos, revocándola solo en cuanto: a) atribuyó la responsabilidad exclusiva en el accidente de autos a la actora Limipell SA, disponiéndose, en su lugar, que se atribuye responsabilidad compartida, 50% a Limipell SA y el restante 50% a la Empresa Diomar G.N.P.; b) desestimó la demanda instaurada por Limipell SA, la que se acoge parcialmente y en su mérito, condénase a la Empresa Diomar G.N.P. a abonar a la actora el 50% de los rubros acogidos en la presente sentencia en el Numero XI, difiriéndose la liquidación del mismo a la vía incidental del art. 378 CGP sobre las bases allí establecidas; numeral XII y numeral XIII, difiriéndose la liquidación del mismo a la vía incidental del art. 378 CGP sobre las bases allí establecidas; todo con más reajustes e intereses legales desde el hecho ilícito y hasta la fecha de su efectivo pago; c) condenó a Limipell SA a abonar a los Sres. AA y BB los rubros daño moral y daño emergente, disponiendo que la condena impuesta al mismo es de 50%. Sin especial condenación procesal en el grado” (fs. 846-856 vto.).


II) Por sentencia definitiva Nº 53/2020, dictada el 31 de agosto de 2020 por la Dra. M.A.F., el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 17mo. Turno había fallado: Declarando la responsabilidad de Limipell SA y, en consecuencia, desestimar la pretensión del expediente IUE 2-24199/2018 y condenar a la codemandada Limipell SA a abonarle a AA la suma de U$S 4000 por concepto de daño moral, $55600 por concepto de daño emergente, desestimando el lucro cesante y a BB la suma de U$S 3000, por concepto de daño moral, $ 5000 por concepto de daño emergente, desestimando el lucro cesante. Intereses y reajuste desde el hecho ilícito. Sin especial condenación procesal” (fs. 678-699).


III) En tiempo y forma, el actor interpuso recurso de casación contra la sentencia del ad quem, en los términos que surgen de fs. 860-866.


IV) Por igual, compareció D.G.N.P.S. interponiendo recurso de casación (fs. 874-884 vto.), en el que expresó los agravios que a continuación se resumen.


a) Con relación a la atribución de responsabilidad, sostuvo que la sentencia impugnada infringe las normas contenidas en los arts. 1319, 1324 y 1331 del CC y, en lo atinente a la valoración de la prueba, vulneran las disposiciones contenidas en los arts. 140 y 141 del CGP.


Recordó que, en lo que respecta a la atribución de responsabilidad, la Suprema Corte de Justicia tiene admitido que la noción de culpabilidad es una cuestión de Derecho, susceptible de ser revisada en casación.


Puntualizó que la recu-rrida atribuyó la responsabilidad del accidente a las partes del presente proceso por mitades.


Aseveró que dicha distri-bución de responsabilidad es lo que le causa agravio. Sobre este extremo, reivindicó el fallo de primer grado, que tuvo por acreditado que la velocidad a la que circulaba el ómnibus al momento del accidente apenas superaba en 10km/h el límite permitido. No fue esa la causa del accidente, sino que el siniestro ocurrió porque el camión y zorra (acoplado) de la empresa Limipell SA estaba detenido, totalmente a oscuras, en medio de la ruta, siendo completamente imperceptible.


El conductor del ómnibus (fallecido) únicamente pudo advertir la presencia del camión detenido pocos metros antes de la colisión. La conducta del chofer, quien atinó a virar a la izquierda, significó tener que lamentar daños mayores. No se puede concluir, como lo hizo el Tribunal, que un desvío hacia la derecha habría evitado generar perjuicios superiores.


Insistió en que, conforme a los hechos relevados en el proceso y de acuerdo con la normativa aplicable al caso, resulta claro que, quien su conducta causó el siniestro, fue el conductor del camión estacionado (CC). Tampoco se analizaron las implicancias que tuvieron en el accidente las graves omisiones en el mantenimiento del camión y de la zorra.


Denunció que la Sala no realizó un análisis fundado que explique cómo llega a atribuir el 50% de la responsabilidad a la empresa N., considerando que, aun en caso de entenderse que la velocidad de circulación del ómnibus pudo haber influido en el fatal desenlace, dicha participación, proporcionalmente, debería ser ínfima, en relación con los graves apartamientos del estándar medio de conducta, tanto del guardián jurídico de la zorra y camión, como de su conductor, CC.


b) Acerca de la valoración de la prueba, expresó que el tribunal no tuvo por probado que el camión y la zorra estuvieran detenidos en la ruta, sin iluminación, al momento del accidente (“Entiende la Sala que en lo referido no es posible concluir en forma fehaciente que el camión estuviera totalmente detenido y sin luces...”).


Luego de detallar el cúmulo probatorio rendido en el expediente, el recurrente refirió que, en el caso de marras, la grosera violación de las reglas de valoración de la prueba radica en que la impugnada no articula adecuadamente las pruebas producidas, ignorando algunas de ellas, princi-palmente el testimonio de DD, y sobrevalorando un factor que no resulta relevante, como lo es la velocidad a la que circulaba el ómnibus. La Sala manifiesta que el camión y la zorra habrían tenido luces y que se desplazaba lentamente, en repecho y con las luces cortas encendidas. Sin embargo, el testigo DD, que circulaba de frente, en sentido contrario y a baja velocidad, declaró que vio el ómnibus pero no el camión que tenía delante, al que recién pudo ver cuando encendió las luces largas. Asimismo, declaró que el camión se encontraba detenido.


c) Le agravió que el dies a quo de los intereses se haya fijado en la fecha del accidente. Solicitó a la Corte que anulara la recurrida en el punto y que, en su lugar, dispusiera computar aquellos desde la fecha de presentación de la demanda.


V) Conferidos los traslados correspondientes, comparecieron D.G.N.P.S. (fs. 889 y vto.) y AA y BB abogando por el rechazo de los recursos de casación interpuestos. Asimismo, los dos últimos nombrados, plantearon agravio adhesivo, en los términos que lucen a fs. 891-898.


VI) Conferidos los traslados de la adhesión a la casación (fs. 899), compareció D.G.N.P.S. abogando por el rechazo de los agravios (fs. 903 y vto.).


VII) Elevados los autos para ante la Suprema Corte de Justicia (fs. 905 y 909), fueron recibidos el 7 de marzo de 2023 (fs. 910).


VIII) Por sentencia inter-locutoria Nº 478, de 27 de abril de 2023, la Corte resolvió dar ingreso al recurso de casación deducido por la parte demandada y declaró inadmisibles los recursos de casación interpuestos por la actora y por AA y BB. Asimismo, se dispuso el pase del expediente a estudio, a cuyo término, se llamaron los autos para sentencia.


IX) Culminado el estudio de rigor, se acordó emitir el presente pronunciamiento en legal y oportuna forma.


CONSIDERANDO:


I.- La Suprema Corte de Justicia desestimará el recurso de casación interpuesto, de acuerdo con los argumentos que se expondrán.


II.- En lo que interesa en esta etapa procesal, surge de las presentes actuaciones que en la demanda se expresó que el 13 de junio de 2014, en horas de la madrugada, se produjo un accidente de tránsito a la altura del km. 157, 500 de la ruta 8 (Departamento de Lavalleja), cuando el camión de propiedad de la actora (Limipell SA), conducido por CC, que circulaba hacia la ciudad de M., fue embestido de atrás por el ómnibus de la accionada D.G.N.P.S. (en adelante, “N.”), conducido por VV. Como consecuencia del impacto, el bus invadió la senda de circulación contraria y embistió a otro camión, marca JMC, que circulaba de frente, conducido por DD. La actora expresó que su camión iba circulando en plena pendiente ascendiente, a unos 40 km/h, mientras que el ómnibus lo hacía con exceso de velocidad (100 km/h). Aseguró que la velocidad de circulación del ómnibus no era acorde a las circunstancias de tiempo y lugar, pues el clima era lluvioso, el pavimento se encontraba húmedo y eran horas de la madrugada (fs. 52 y ss.).


A causa de la colisión fallecieron el conductor del ómnibus (VV) y el guarda (WW).


La actora atribuyó al conductor del ómnibus la responsabilidad exclusiva de la causación del accidente. Reclamó la indemnización del daño material, consistente en daño emergente, lucro cesante y pérdida de chance.


III.- En su contestación de demanda, la accionada N. controvirtió las circuns-tancias del accidente y describió una plataforma fáctica distinta de la especificada en la demanda. En tal sentido, expresó que la noche del accidente fue una noche muy oscura y lluviosa y que las condiciones de visibilidad eran muy malas. Alegó que el accidente se produjo cuando el ómnibus se vio obligado a frenar en forma brusca anta la aparición repentina del camión y acoplado, que no puedo ser percibido desde una distancia razonable, ya que se encontraba totalmente a oscuras. Argumentó que el camión y remolque estaban irregularmente detenidos sobre la ruta, en una pendiente ascendiente, sobre la vía de circulación, sin luces ni otros elementos de seguridad, en pésimas condiciones de mantenimiento, con la instalación eléctrica en mal estado. Manifestó que, a pesar de que el ómnibus se desplazaba a una velocidad razonable, le fue imposible divisar el camión, salvo cuando ya se encontraba a escasa distancia de él, no habiendo podido evitar la colisión.


En...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR